Cómo perder peso de forma saludable

Cómo perder peso de forma saludable

Los índices de obesidad en los Estados Unidos y otros países en el mundo, están más altos que nunca. Por ello la gente esta constantemente en busca de píldoras y otros método rápidos para adelgazar haciendo el menor esfuerzo posible. A pesar que algunos de estos productos pueden llegar a ayudar a perder peso, la mayoría no son del todo saludables o eficaces para mantener el peso logrado.

Cómo perder peso de forma saludable

Al final, controlar el peso es una cuestión de comer una dieta sana y balanceada y hacer suficiente ejercicio. Para ello, aquí tiene una serie de consejos que lo ayudarán a ponerse en forma y adelgazar.

Coma con regularidad.

Morirse de hambre no es una solución segura o efectiva para perder peso. Si se saltea las comidas, su cuerpo generará un cambio en el metabolismo y se volverá más lento. Eso hará que tenga menos energía para trabajar y hacer ejercicio y perderá peso a un ritmo mucho más lento.

Coma con frecuencia.

Al comer con frecuencia evita llegar a las comidas con mucha hambre. Al organismo le toma entre 15 a 20 minutos darse cuenta de que está lleno, por lo que con cuanto más hambre llegue a las comidas, comerá más en exceso. Si comes comidas pequeñas o refrigerios con frecuencia, podrá manejar mejor los niveles de hambre y con eso la cantidad de comida que consumes.

Coma con una rutina de horarios.

La mayoría de la gente come cuando le es conveniente y ajusta las comidas a su agenda. Como resultado, muchos pasan a menudo más de seis horas sin comer una comida. Trate de comer en forma regular cada tres o cuatro horas.

Su cuerpo se ajustará a la rutina y eso impedirá llegar muerto de hambre a la hora de comer.

Controle las porciones.

Este es uno de los factores más importantes en el control de peso. Usted debe comer porciones pequeñas y dejar de comer cuando ya no está con hambre. No espere hasta sentirse lleno para dejar de comer. El error más común que comete la mayoría de la gente, es comer porciones que son demasiado grandes. Los nutricionistas dicen que una buena regla general es comer porciones que son el tamaño de su puño cerrado.

Beba mucha agua.

Muchos estudios recomiendan 8 vasos de agua al día. En realidad no hay ninguna prueba científica que respalde ese número. Sin embargo, beber mucho líquido lo ayudará a mantenerse hidratado, hará que su estómago se sienta lleno y se evitará la acumulación de amoniaco y otras toxinas en el organismo. Incluso levantarse para ir al baño más seguido le hará hacer un poco más de ejercicio.

Haga ejercicio regularmente.

Debe encontrar alguna forma de ejercicio que pueda hacer con regularidad (tres o cuatro veces por semana). No importa si va al gimnasio, juega al tenis, anda en bicicleta, patina o nada, siempre y cuando haga ejercicio y aumente su rendimiento cardíaco. La mejor solución para esto, es encontrar una actividad que le guste. Trate de no hacer lo mismo por más de 6 semanas, ya que su cuerpo se ajustará al modelo de ejercicio. Así que trate de cambiar el patrón con más frecuencia.

Control médico.

Antes de comenzar cualquier programa de pérdida de peso o dieta, vaya a ver un médico y discuta sus planes con él. Déle toda la información posible acerca de lo que está haciendo y cuáles son sus metas. Una vez que usted tenga la autorización médica apropiada, podrá empezar a ponerse en forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *